Primera misa en Cozumel

Velázquez prepara una segunda expedición. Juan de Grijalva. Descubrimiento de Cozumel y de la Bahía de la Ascensión. Llegan a Kin Pech. Las primeras misas en la Península. Primera misa en Cozumel. Grijalva abandona Campeche después de una refriega en que salió victorioso. De Compendio de Historia de Campeche por Manuel Lanz 1905. Transcripción de fragmento.

   

La noticia de aquella primera exploración reveló la existencia de pueblos más importantes de los hasta entonces descubiertos. Y la suposición de que su estado floreciente se debía a la riqueza de sus minas, fue poderoso incentivo para no desviar la mirada de los ambiciosos aventureros.

Primera misa en Cozumel
Imagen del sitio de 1911

Diego Velázquez, Adelantado y Capitán General de Cuba, preparó una segunda exploración con más elementos de la primera. Fueron doscientos cincuenta hombres en cuatro navíos dirigidos por Antón de Alaminos y demás pilotos que vinieron con Hernández de Córdoba, al mando de Juan de Grijalva, con el grado de Teniente Gobernador y Capitán General, acompañándole los capitanes Francisco de Montejo, Alvarado y Dávila, proveedor Peñalosa y de capellán el padre Juan Díaz.

Inicia la expedición

La expedición salió de Matanzas el 15 de abril de 1518, y como la anterior, una isla fue la primera tierra a la que arribaron, y a la que llamaban los naturales Cuzamil, “isla de golondrinas”. Los españoles entendieron “Cozumel”. Por haberla descubierto el 3 de mayo, le llamaron “Santa Cruz de Cozumel“.

   

Desembarcaron sin dificultad y con entera confianza, porque los habitantes de la isla se refugiaron en el bosque, sorprendidos y amedrentados por la presencia de los españoles. Grijalva declaró que tomaba posesión de la tierra a nombre de los Reyes de Castilla. Sus compañeros admiraron los palacios y adoratorios, y el padre Juan Díaz rezó la misa, siendo ésta la primera ceremonia de culto católico, celebrada en tierra yucateca.

Vea también: Los primeros 50 años del cine en Yucatán

Cozumel

Grijalva y Alaminos, al salir de “San Juan de Cozumel“, nombre que le dieron a esa población de la isla, parecieron vacilar en el rumbo que seguirían, descubriendo entonces la ensenada que nombraron “Bahía de la Ascensión“, por ser la festividad religiosa de ese día, 13 de mayo. Después hicieron rumbo al Poniente hasta llegar a la vista, el 25 de mayo, de “San Lázaro”, de Hernández de Córdova y de Alaminos, o Kin Pech de los mayas.

   

No habiendo agradado a los habitantes del pueblo, la repetición de la visita de los “hombres blancos y barbados” que venían de oriente, manifestaron a éstos que sólo permanecieran el tiempo necesario para llenar de agua del pozo sus toneles. Grijalva ordenó que su gente tomara agua del pozo que conocían algunos de sus marineros, y que todos asistieron a la misa que rezó el capellán Díaz.

Más, no dándose trazas de reembarcarse, tan pronto como deseaban los indios, éstos rompieron las hostilidades y los españoles obligados a defenderse, dispararon sus armas y acometieron el arma blanca haciendo estragos en los mayas quienes tuvieron que retroceder. Grijalva fue uno de los heridos.

   

Lejos de perseguirlos, celebró un tratado de paz con el cacique indio, y tornó a sus naves que permanecieron toda la noche frente a la población, levando al siguiente día, con rumbo al sudoeste.

Primera misa católica en tierra maya

Los documentos históricos consignan que la misa del padre Díaz en Cozumel, en los primeros días del mes de mayo de 1518, como la primera ceremonia del culto católico celebrada en tierra de los mayas. Primera misa en Cozumel.

A esto debemos atenernos, por más que se conserve la tradición del pueblo campechano que la primera misa en Yucatán, fue rezada en Ah Kin Pech, a inmediaciones del actual templo parroquial de San Francisco, en el sitio en que se levantó y se conserva, una columna conmemorativa de este suceso. Para ser esto exacto, habría sido el celebrante el padre Alonso González que vino con Hernández de Córdova en marzo de 1517, y del acto religioso, en aquella expedición, no había historiador alguno.

   

Desde el punto de vista geográfico, podrá aceptarse que esta misa fue la primera celebrada en la Península y aún en la jurisdicción de la que después fue la Nación Mexicana, al mismo tiempo que la segunda en los dominios del pueblo maya.

Secuencia fotográfica de antiguas estaciones y paraderos de Ferrocarril de Yucatán y Campeche:

Deja una respuesta