La Soterraña en Chikindzonot Yucatán (8-11)

Las buenas relaciones con las autoridades eclesiásticas yucatecas, y su impecable trabajo, le permitieron recibir su primer beneficio en el año de 1771 en el pueblo de Chikindzonot, que era una parroquia mucho más que media (33), sin haber pasado antes por los trabajos que implicaba el ser un cura teniente a sueldo de un pueblo rural, como sucedía con la mayoría de los sacerdotes que egresaban del seminario. La Soterraña en Chikindzonot Yucatán.

La Soterraña en Chikindzonot Yucatán
La iglesia de Chikindzonot
   
La Soterraña en Chikindzonot Yucatán
Detalle de la imagen de la Virgen de la Soterraña labrada en la fachada de la iglesia de Chikindzonot

El obispo Luis de Piña y Mazo

El ministerio sacerdotal de Juan Manuel Rosado se materializó para la posteridad, ya que se caracterizó por ser un cura que fomentaba el mérito de construir. Así, en el pueblo de Chikindzonot aún podemos ver su magnífica obra arquitectónica, la cual costeó, ideó y dirigió, además de dejar en la nueva iglesia los objetos necesarios para el culto de ornamentos, vasos sagrados e imágenes religiosas. Esta obra le valió el reconocimiento del obispo y como premio a su trabajo fue ascendido al curato de Ichmul.

Vea también: Restauración de la Catedral de Mérida de 1966

En ese pueblo, el padre Rosado continuó su labor constructiva y comenzó a levantar la iglesia parroquial que en las palabras del obispo fray Luis de Piña y Mazo (1780-1795) “será uno de los mejores templos de mi diócesis (31)”, y era cierto, pues de haberse concluido hubiera sido una de las muestras arquitectónicas más importantes del clero secular en el obispado de Yucatán.

   

A la muerte de Juan Manuel Rosado la obra se detuvo dejando la iglesia sin bóveda y sin torres, con las paredes levantadas junto con su frontispicio labrado. Los problemas económicos que cayeron sobre la región y la guerra de independencia detuvieron la labor de construcción del cura sucesor, dejándola inconclusa hasta la fecha. La Soterraña en Chikindzonot Yucatán. Como ya se ha dicho, Ichmul tenía como una de sus visitas al pueblo de Sabán, que también carecía de templo de cal y canto, por lo que el padre Rosado comenzó su construcción, que al igual que en Ichmul, quedó inconcluso con su muerte, ya que no alcanzó a techar la iglesia con la bóveda de cañón.

La Soterraña en Ichmul, Yucatán

El padre Rosado encontró en la construcción la manera de impactar y satisfacer a sus superiores, al grado de que en 1788, a sus 47 años, fue considerado como uno de los pocos curas beneméritos que merecieron el reconocimiento del obispo para ser presentados ante la corona como merecedores de confianza para otros puestos y mandatos (35). Sin embargo, no salió más del pueblo de Ichmul en donde falleció con su obra inconclusa.

El templo nunca concluido en Ichmul, y a la derecha, bajo el techo de paja, exhibición de antiguos cañones vestigios de La Guerra de Castas. Las torres que se aprecian son de la iglesia que fue la capilla de indios.
   
Entrada principal de lo que fue el antiguo cementerio de Ichmul

En su circulación por estos tres pueblos, el padre Rosado llevó consigo todos sus saberes y su utillaje, mismos que aplicó en su ministerio y que se reflejan en su obra constructiva, sobre todo en un elemento arquitectónico que estuvo presente en las tres iglesias que levantó. La Soterraña en Chikindzonot Yucatán. Se trata de las imágenes labradas en las fachadas de los templos de la virgen de la Soterraña de Nieva (36) Figuras 5, 6 y 7).

La Soterraña en Chikindzonot Yucatán
Figura 5: Detalle de la virgen de la Soterraña en Chikindzonot
Foto 6: Detalle de la virgen de la Soterraña en Ichmul
Figura 7: Detalle de la virgen de la Soterraña en Sabán

El obispo Antonio Alcalde

El único nexo que hasta hoy se ha encontrado entre el padre Rosado y esta advocación mariana es el obispo dominico Antonio Alcalde (1761-1771). Este prelado vivió algún tiempo en el convento de la orden de predicadores de Segovia, España, en donde fue prior (37), y que era el lugar de origen de la Soterraña, razón por la cual sugerimos que fue devoto de dicha imagen, tal y como lo fueron muchos dominicos que estuvieron en la Nueva España y Filipinas.

   

En el palacio episcopal de Mérida existió un óleo de esta advocación, del que se desconocen su origen, pero que estuvo en ese lugar al menos hasta 1827 en que se tiene su último registro (38). La Soterraña en Chikindzonot Yucatán. Hay que recordar que Antonio Alcalde recibió la noticia de su ascenso como obispo de Guadalajara mientras estaba en la ciudad de México en el cuarto Concilio Provincial, y que nunca regresó a Mérida por sus pertenencias; por lo que existe la posibilidad de que dicho cuadro haya sido de su propiedad.

Notas:

33.- Raymond Harrington, “The secular clergy in the diocese of Mérida de Yucatán, 1780-1850: they careers, wealth and activities” (PhD Thesis), Washington, The Catholic University of América, 1892, p. 188.
34.- AHAY, Concurso a Curatos, caja 14, exp. 58, año 1788, s/f. Informe que da el ilustrísimo señor obispo Don Luis de Piña y Mazo, sobre de eclesiásticos beneméritos de su diócesis. Méritos de Juan Manuel Rosado.
35.- Idem.


36.- La imagen de la Soterraña que se encuentra en Ichmul, fue instalada en la capilla de indios que fue el santuario del Cristo de las Ampollas. Todo parece indicar que la virgen debió estar en el remate de la iglesia que nunca se concluyó, y que en algún momento del siglo XIX fue puesta en la capilla mencionada.
37.- Crescencio Carrillo y Ancona, El obispado de Yucatán. Historia de su fundación y de sus obispos, Mérida.
38.- AHAY, Venerable Cabildo diocesano, exp. 6. s/f. Inventarios y avalúos de los bienes que quedaron por el fallecimiento…

Continúa aquí: El obispo fray Antonio Alcalde

Autor

Autor: Víctor Hugo Medina Suárez, Universidad Autónoma de Yucatán. Agradezco al Dr. Medina Suárez por haberme proporcionado el documento que a continuación se reproduce. Por lo tanto, YucatanAncestral.com cuenta con la autorización expresa del autor para la divulgación de este artículo, producto de sus investigaciones. La Virgen de la Soterraña en Yucatán. Un Circuito devocional eclesiástico. Este estudio fue originalmente publicado en el libro “Cultura y Arte de Gobernar en espacios y tiempos mexicanos” de El Colegio de Michoacán en el año 2015.

Le invito a ver este vídeo documental: Ichmul, Yucatán, su historia…