Los Recreos de Itzimná VI

Carreras de velocípedos

Este juego consta de una férrea angosta de quinientos treinta metros de circunferencia, en el cual girarán ligeros velocípedos manejables con las manos y pies. Los Recreos de Itzimná VI. Se trata de un muy ventajoso ejercicio para contrarrestar los efectos negativos de la vida sedentaria.

Las personas que alternan un trabajo sedentario con ejercicios del cuerpo, ya sea a pie o a caballo, prolongan su existencia y están dispuestas a seguir trabajando con vigor, aún a una edad avanzada, porque para ellas nunca llega la decrepitud.

El subirse a uno de estos velocípedos, los brazos, piernas, la cabeza y pecho se agitan fuertemente para moverlo, avivando la respiración, renovando así el vigor.

Los Recreos de Itzimná VI

La Cámara Oscura

Se trata de una gran novedad, obtenida por la Compañía de Tranvías de Mérida en Europa y en Estados Unidos. Se trata de un curioso aparato que consta de un lente movible, que se instala en el tope de un kiosko. El observador, por medio de una palanca lo podrá mover y orientarlo para cualquier lado. El lente capta la imagen y la proyecta al interior del kiosko sobre una mesa. Las personas que estén alrededor de ella se divierten viendo los movimientos de la gente del exterior, en una imagen en miniatura.

Coronavirus covid19 2020

El Laberinto

Es un juego inspirado en una bella fábula de antigüedad mitológica griega, en donde hay un espacio cerrado donde no se puede salir fácilmente. Es divertido caminar en el interior por pasadizos ciegos, con topes y tener que desandar lo andado para encontrar una salida. En el interior hay asientos para descansar y espejos que distorsionan la imagen que reflejan, haciendo graciosas y divertidas figuras. Los Recreos de Itzimná VI. Habrán personas que no puedan encontrar la salida y se cansen. Para ello, un empleado las sacarán por una puerta lateral para terminar el juego.

El Mirador

Desde ahí, las señoras que asistan a Recreos de Itzimná, podrán alegrar la vista con los paisajes del pintoresco pueblecillo de Itzimná. Se trata de un pabellón, el cual, desde el segundo piso se puede visualizar toda el área circundante al parque.

Se pueden ver a lo lejos grupos de cocoteros y de naranjos, ramonales siempre verdes, veletas airosas, y por el lado Sur, los campanarios y torres de Mérida. Quien suba hasta arriba, tendrá oportunidad de respirar aire fresco y oloroso, con abundante oxígeno.

Ver también: DON SIMÓN CÁCERES BAQUEIRO y sus juegos mecánicos

La empresa garantiza que aunque sea de noche y ya no haya luz solar, lámparas eléctricas iluminarán todos los juegos y áreas, de esta gran novedad que en Mérida es conocida ya con el nombre de los Recreos de Itzimná.

De: Redacción y resumen efectuado por Humberto Sánchez Baquedano, basado en: “Guía y Explicación de los juegos de Los Recreos de Itzimná” de 1893. Compañía de Tranvías de Mérida, Sociedad Anónima.

Continúa: LOS RECREOS DE ITZIMNÁ VII y última parte

Mérida Yucatán recuerdos

Te invito a ver: El Faro y la antigua Aduana en Progreso