Casos frecuentes de historias de gente humilde (4-11)



La leyenda que acabo de narrar responde al modelo del “ciclo de pastores (10)” del que nos habla Antonio Rubial García en su introducción a la reedición del Zodiaco Mariano de los padres Francisco de Florencia y Juan Antonio de Oviedo. Casos frecuentes de historias de gente humilde (4-11). Bajo este modelo, las imágenes descubiertas tienen un patrón común, ya que se trata de íconos escondidos durante el dominio musulmán, los cuales se manifiestan a un pastor o una personalidad humilde.

MIGUEL CABRERA, PROCLAMACIÓN PONTIFICIA DEL PATRONATO DE LA VIRGEN DE GUADALUPE SOBRE EL REYNO DE LA NUEVA ESPAÑA, SIGLOXVIII; COL. MUSEO SOUMAYA·FUNDACIÓN CARLOS SLIM, A.C.

Después de pasar burlas, insultos y penalidades, el personaje manso y dócil es desacreditado teniendo que llevar una prueba, la que siempre se presenta como un suceso sobrenatural. Dicha prueba convence a las autoridades eclesiásticas, quienes asisten al lugar de la aparición encontrándose con escenarios milagrosos. Este esquema lo reproduce la Soterraña de Nieva, y también otras advocaciones como la Virgen de Guadalupe de Extremadura, la Guadalupe mexicana y la Virgen de Aránzazu.

Aparición de la virgen

La historia de la Soterraña de Nieva narra la génesis de una devoción mariana que tuvo primero un impacto regional muy fuerte, ya que incluso los mismo reyes -que en ese entonces vivían en su real alcázar de Segovia (11)- fueron sus principales devotos y patrocinadores. Fue tan grande la importancia de esta “aparición”, que con los peregrinos que llegaban y con muchos seguidores del milagro, la reina doña Catalina ordenó se fundara la villa de Santa María la Real de Nieva, “…concediendo exempcion y libertad de tributos al número hasta de doscientos vezinos…(12)”

Biblioteca Digital de Castilla y León

Ver también: CUARENTENA PARA PASAJEROS DE PROGRESO

Por estas razones, Nuestra Señora de Nieva se convirtió no sólo en la patrona del pueblo, sino en la principal protagonista de un relato fundacional que recuerda la interacción del hombre segoviano, y en particular el de Nieva, con la Theotokos (13) que se descubre entre las pizarras para quedarse como el centro cohesionador de la nueva comunidad y también como el consuelo espiritual de los pobladores. Casos frecuentes de historias de gente humilde (4-11). Así, la virgen no sólo es una advocación, sino que es el símbolo de la identidad local.

Virgen protectora contra rayos, centellas y terremotos

El principal atributo que adquirió la Soterraña fue el de ser la protectora contra rayos y centellas, y esto se debió a los primeros milagros que realizó. Un óleo de esta imagen pintado por el cuzqueño Marcos Zapata, que se encuentra en la catedral de Córdoba, Argentina, nos muestra ocho escenas de los portentos que se le atribuyen a dicha advocación, los cuales rezan de la siguiente manera:

*Saca del poder de moros, muchos cristianos que estaban en mazmorras.
*Resucita Nuestra Señora a un niño natural de Valladolid.
*Vuelbe [sic] sano a Navarra un vesino [sic] de ella que vino arrastrando […] Santa imagen.
*Mata un raio [sic] a uno de dos caminantes que no quiso refugiarse en el [sic] término de Nuestra Señora.
*Libranse de rayos a los que fuera de término traen retrato de Nuestra Señora o se acogen a su término.
*Manteniese muchas horas sobre las aguas de un pozo un niño… Cay[do] [sic].
*A parezece Nuestra Señora al pastor Pedro de Buenaventura.
*Mata un cazador de un tiro de perdigones una culebra de extraña grandeza que daba teror [sic].

Estampas de la virgen

Joseph Cabezas menciona que la popularidad de esa advocación fue tal, que “cuantos hacen una nueva fábrica [en España e incluso en Europa] procuran valerse de este medio [el de colocar una estampa de la Virgen en las puertas] para liberarla del peligro [de los rayos y centellas (15)]”, lo que demuestra que la devoción brincó las fronteras regionales y adquirió un uso práctico, que era el de proteger a los españoles de un fenómeno natural que aún no entendían, y que lo explicaban como una expresión de la ira divina.

Autor: Víctor Hugo Medina Suárez, Universidad Autónoma de Yucatán. Agradezco al Dr. Medina Suárez por haberme proporcionado el documento que a continuación se reproduce. Por lo tanto, YucatanAncestral.com cuenta con la autorización expresa del autor para la divulgación de este artículo, producto de sus investigaciones. La Virgen de la Soterraña en Yucatán. Un Circuito devocional eclesiástico. Este estudio fue originalmente publicado en el libro “Cultura y Arte de Gobernar en espacios y tiempos mexicanos” de El Colegio de Michoacán en el año 2015.

10.- Florencia, Francisco de y Juan Antonio de Oviedo (1775), Zodiaco Mariano, 1995.

11, 12 y 15.- Cabezas, Joseph: Historia prodigiosa de la admirable aparición y milagros portentosos de la imagen soberana de María Santísima, nuestra Señora de la Soterraña de Nieva, especialísima defensora de truenos, rayos, centellas y terremotos, 1748.

13.- Madre de Dios.

14.- Schenone, Héctor: Iconografía del arte colonial, Santa María, 2008.

CONTINUA AQUÍ: IMAGEN DE LA VIRGEN SOTERRAÑA DE NIEVA (5-11)

Te invito a ver esta interesante entrevista:

Yucatán Antiguo