El hielo en Yucatán

Hoy en día es muy fácil obtener hielo. Pero, hace aproximadamente 180 años, ¿Cómo se conseguía el hielo? El hielo en Yucatán. Introducción del hielo a Yucatán. Registro INDAUTOR en trámite del manuscrito original y completo de esta investigación.

Ya he publicado con anterioridad las notas: «Fábricas de Hielo en Yucatán a fines del Siglo XIX» y «Noticias insólitas Yucatán 1841«.

En esta última publicación, entre otras noticias se anuncia la venta de hielo. La nota dice así:


«HIELO… «
Se halla de venta en la tienda de la plaza de S. Cristóbal a un real lb. (libra).


Está fechada en 1841.

Al comentarla con un grupo de amigos, surgió la duda de cómo se obtenía ese hielo en esa época, hoy hace ya 181 años.

Entonces me di a la tarea de empezar a investigar más acerca del tema. Primero, acerca de los inicios de la refrigeración artificial: ¿Cuándo surgió? ¿En qué lugar y a quien se le debe dicho descubrimiento?

   

Inicios de la refrigeración artificial

La primera demostración documentada de la refrigeración artificial, se le adjudica a William Cullen, de la Universidad de Glasgow, Reino Unido, y se llevó a acabo en el año de 1756. ¿Cómo lo hizo? Utilizó una bomba para crear un vacío parcial en un recipiente con éter dietílico. Con eso, bajó su pinta hirviendo y el éter dietílico hervido. Esa reacción absorbió el calor del entorno. Este efecto incluso produjo una pequeña cantidad de hielo, pero el proceso aún no era práctico y no se podía usar comercialmente. Pero fue el inicio y todos los demás experimentos e ideas se originan en esto. (Fuente: William Cullen Biography – Inventor of Artificial Refrigeration.)

Vea también: Todo lo que siempre quiso saber acerca de la Sidra Pino

Primera patente

Posteriormente fue el norteamericano Jacob Perkins, quien en 1834 obtiene la primera patente por una máquina capaz de fabricar hielo. En Filadelfia conoció a Oliver Evans, quien estaba experimentando con el uso de vapor a alta presión y también cuyas ideas tal vez lo llevaron a concebir su máquina de refrigeración. Una de sus patentes fue descrita como mejora en el aparato y los medios para producir hielo y en los fluidos de refrigeración. La máquina involucrada fue construida por John Hague en Londres y utilizó éter etílico para producir una pequeña cantidad de hielo. Fue notable por el uso de una válvula de expansión ponderada. (Fuente: The Perkins Family).

   

Esto último, en 1834 la máquina se encontaba en desarrollo, por lo que aún no era posible la fabricación de hielo a escala industrial, y mucho menos en Yucatán para el año de 1841.

Continuando con la investigación, encontré que en los Estados Unidos, a mediados del Siglo XIX, era común la presencia del hielo en las casas. Ese hielo se cosechaba de ríos y lagos congelados en el norte de ese país. Se empezó a enviar a otras ciudades más al sur en los Estados Unidos.

El hielo en el Caribe, principalmente en Cuba

Según una fuente consultada, a mediados del Siglo XIX, existe un registro del uso del hielo para el tratamiento de la fiebre amarilla en varias ciudades del Caribe, como Martinica, La Habana y Jamaica.

Los primeros arribos a Cuba de hielo con fines medicinales ocurrieron entre 1771 y 1776. Llegaron a La Habana procedentes de Boston, vía Veracruz, durante el gobierno colonial del Marqués de la Torre (Cuba).

El hielo en Yucatán
De: Internet
   

El Rey del Hielo

A principios del Siglo XIX, fue el hacendado D. Francisco de Arango y Parreño, quien empieza a importar cientos de toneladas de la congelada mercancía en trozos, en buques que llegaban a la Isla de Cuba. Este comercio fue desarrollado por el norteamericano Frederick Tudor, a quien se le conoció como «El Rey del Hielo«.

De: Internet

   
El hielo en Yucatán
De: Internet

El estadista y abogado habanero Francisco de Arango y Parreño (1765-1837), presenta entre sus iniciativas y aportes, uno dedicado al mejoramiento de la vida cotidiana en la ciudad capital de la Isla de Cuba, y se encuentra en su «Informe sobre la introducción del hielo» en 1801 ante el Real Consulado de la Habana. En ese informe sugiere la posibilidad de importar hielo o nieve, hacer pozos para conservación del producto y dar vida a nueva actividad comercial: la comercialización de hielo. Destacó que «Nada más agradable que las bebidas heladas en los tiempos de calor…«

Entonces, antes de esto, no era posible consumir bebidas frías ni helados o sorbetes. En estas regiones tropicales, no existía el hielo.

Introducción del hielo a Yucatán.

Continúa aquí

Mérida, Yucatán a 12 de julio de 2022

C.P. Humberto Sánchez Baquedano

Historia en botellas – SIDRA PINO breve historia: