Colegio Montejo primeros 25 años parte 1

Historia: 13 de enero de 1930 – 1955 Colegio Montejo

Cediendo a reiteradas instancias del Ilmo. Sr. D. Martín Tristchler y Córdova, dignísimo Arzobispo de Yucatán, (q.D.t.g.) y de algunas personas de la alta sociedad yucateca, D. Luis G. Quiroga, sale de Guadalajara el 26 de noviembre de 1929 para ver la posibilidad de fundar un Colegio en Mérida. Colegio Montejo primeros 25 años.

Visita a nuestro Patrocinador

   

D. Luis G. Quiroga llega a Progreso el día 6 de diciembre de 1929 e inmediatamente se traslada a Mérida para poner en práctica sus intentos.

Colegio Montejo primeros 25 años
D. Luis G. Quiroga

Estuvo varios días en busca un lugar apropiado para el nuevo Plantel que se dispone a establecer. Por la calle 63, No. 512 se encuentra una casa que puede adaptarse y servir al propósito. A media esquina de la plaza y teniendo como vecindario, a la Jefatura de Policía.

Después de vencer no pocas dificultades, se obtiene el permiso del Gobernador Álvaro Torre Díaz, para la apertura del nuevo centro educativo, así como la del Sr. Jefe del Departamento de Educación que lo es D. Anselmo Alpizar Ruz.

Visita a nuestro Patrocinador

   

Se llamará “Montejo”

El nuevo Colegio se denominaría “Montejo” y quedaría ubicado en la ubicación antes mencionada.

Las clases deberán iniciarse el día 13 de enero de 1930.

Vea también: La Historia del Colegio América

La matrícula se abre el día 2 de enero con una inscripción de 7 alumnos, siendo el primer montejista el niño Álvaro Domínguez Juanes.

Ya el 7 de enero, la matrícula es de 13 alumnos y el futuro “Montejo” aún no tiene mobiliario ni profesores.

Visita a nuestro Patrocinador

   

El día 10, llegan a Progreso y luego a Mérida, los Sres. Salvador Méndez Arceo (D. León S. Méndez, como se le llamará en Mérida), D. José Sámano, y D. Alejandro García; Con D. Luis Quiroga como Director, queda constituido el primer profesorado del Montejo. Ese día la matrícula asciende a 25 alumnos. Ya se ha distribuido el pobre mobiliario y todo está listo para iniciar los cursos.

A las 9:00 A.M. del día 13 de enero, el Colegio Montejo abre por primera vez sus puertas a la niñez yucateca. Se presentan 35 alumnos cuyos nombres aparecen en las páginas de honor, como un homenaje a los que fundamentaron esta serie de innúmeras generaciones montejistas.

Visita a nuestro Patrocinador

   

Los primeros alumnos fueron:

Alvaro Domínguez Juanes
Julián Aznar Fernández
Pedro de Regil Espinosa
Bernardo Cano Peón
Ignacio Cano Peón
Francisco Alvarez Ancona
Luis Felipe Alvarez Ancona
Luis de Pau Manzanero
José E. Flores Cámara
Alberto Coello Pérez
Francisco Cantón Cano
Augusto Luis Peón Ancona
Arturo Peón Ancona
Miguel González Angulo
Manuel J. Rodríguez Espinosa
Eduardo Castellanos Guerra
José Castellanos Guerra

Eduardo Duarte Novelo
Eduardo Robleda Casares
Francisco A. Flores Ramos
Enrique J. Muñoz Rubio
Antonio Trejo Martínez
Antonio Vargas Góngora
Alonso Rosado Torres
Rigel Rosado Torres
Herbert Rosado Torres
Jorge E. Correa Navarrete
Ernesto J. Molina García
J. Trinidad Espinosa Sánchez
Alberto Casares Ponce
Eduardo Zapata Espinosa
Federico J. Navarrete Sosa
Luis Silveira Correa
Enrique A. Cámara Peón
Eduardo Azarcoya Bolio

Siendo el 31 de enero el Colegio cuenta con 57 alumnos y el primer curso escolar termina con 64.

D. Luis G. Quiroga y otros Hermanos Maristas y maestros

Para el 3 de enero de 1931 llega a Mérida D. Félix C. Mora, procedente de la Capital, para tomar a su cargo el 5o. Año y fungir como Sub-director del Colegio. El nuevo curso se inicia con una asistencia de 87 alumnos y al concluir el primer mes de clase ya son 121 los alumnos inscritos. Colegio Montejo primeros 25 años .

Visita a nuestro Patrocinador

   

Ordenan clausurar el Colegio

El 5 de octubre de 1931 se presenta el Procurador de Justicia del Estado con la orden de clausurar el Colegio Montejo. D. Luis pregunta por qué y le dicen que “Es orden superior…”

Vea también: Los festejos de los 60 años del Colegio Teresiano

Los hermanos maristas comunican esa orden a los alumnos, algunos con lágrimas abandonaron el Colegio. Gracias a la influencia de algunos padres de familia, el asunto se arregló, y luego de sujetarse a algunas disposiciones arbitrarias, el Colegio reanudó clases al día siguiente.

Continúa aquí

Yucatán Antiguo

Deja un comentario