Visita del General Porfirio Díaz a Yucatán en Febrero de 1906 (5/6)

Velada en Hacienda Sodzil en honor al Presidente Díaz (5/6)

La velada en Sodzil

El galante Gobernador yucateco Don Olegario Molina Solís, que entre sus propiedades cuenta la magnífica finza Sodzil, organizó en ésta, bajo programa escogido y selectísimo, una velada artística en honor al señor Presidente y, de su digna consorte, Doña Carmen Romero Rubio de Díaz. Velada en Hacienda Sodzil en honor al Presidente Díaz.

Patrocinador




A las seis y media de la tarde del jueves 8, salieron de Mérida, dos trenes especiales que condujeron a los invitados a Sodzil. Esta se encuentra situada como a nueve kilómetros de Mérida. Frente a la entrada de la hacienda, se levantó una plataforma hasta donde llegaban los trenes; allí, un gran arco profusamente iluminado con focos eléctricos, daba paso al interior. En la parte superior del arco, dos estatuas con potentes luces aumentaban el deslumbrador aspecto de aquella que parecía morada del hada de la luz.

Sitios Web para Dentistas Médicos Contadores

Descripción de la Hacienda Sodzil

Desde la entrada a la finca, hasta la casa de ésta, se extendía una amplia y hermosa avenida bordeada por mástiles con guirnaldas de flores, y que sostenían una doble larga cadena de farolillos chinescos con luz incandescente en sus interiores. En cada mástil había además un gran foco.

Patrocinador




Todo el jardín que se extiende frente a la casa de la hacienda, estaba iluminado. En el extremo interior de la amplia avenida, veníanse a uno y otro lado dos plataformas donde respectivamente se colocaron las bandas de Policía y Artillería. En una plataforma circular estaban los lugares destinados al señor Presidente, su señora, Ministros, etc., etc. A la derecha de ésta, y un poco adelantada, se veía una muy bien hecha imitación del ruinoso Partenón ateniense, que sirvió a guisa de foro y tribuna para los artistas que aquella noche inolvidable nos deleitaron con su arte y concepciones.

 

De: Revista “El Tiempo Ilustrado” Febrero 18, 1906
Imágenes: H. F. Schlattman

 

Continúa aquí

 

Mérida en la Historia

Deja una respuesta