La Compañía de Tranvías de Mérida SA

Continuación: La manipulación de estos vehículos es prácticamente la misma que la de un automóvil Ford. En los autos de control único, el embrague y la marcha atrás son operados por pedales extraíbles en el piso del vestíbulo. Los tallos de estos pedales se extienden por el suelo.

Coronavirus covid19 2020

El embrague y los ejes de reversa del motor Ford, que entran en la cubierta de la transmisión, se alargan y se conectan al embrague y a los pedales de reversa mediante brazos de palanca y enlaces. Desechando el freno de pie Ford, el orificio para él en la cubierta de la transmisión está tapado. La Compañía de Tranvías de Mérida SA. Documento original en inglés, traducido por Humberto Sánchez Baquedano, junio 2020.

La Compañía de Tranvías de Mérida SA

El freno de mano Ford se retira de su eje y se reemplaza por una barra ranurada de hierro forjado que cuelga hacia abajo. Un pasador en la barra de freno se engancha en la ranura de la barra. Cuando el motorista pone el freno, al girar la rueda del freno en el vestíbulo, la transmisión se pone en neutral automáticamente.

En los tranvías de doble control, el embrague funciona con el mismo mecanismo que el empleado en los tranvías de control único. El mecanismo de reversa de Ford se desecha y el orificio que se le proporcionó en la tapa de la transmisión está tapado. Se reemplaza por una caja de reversa montada en el eje de transmisión, que contiene un sistema de engranajes por el cual se invierte el movimiento de rotación transmitido a las ruedas motrices. Esta palanca de marcha atrás, que cuando está en uso se extiende hasta el piso del automóvil, es extraíble para evitar que sea manipulada por personas no autorizadas.

El consumo de gasolina y aceite

El consumo de gasolina y aceite es muy satisfactorio considerando las condiciones adversas bajo las cuales deben operar los automóviles en servicio de tracción. Las cifras aproximadas se dan en una tabla adjunta. Las velocidades que se tabulan son las velocidades máximas aproximadas que se pueden obtener en pistas rectas y niveladas con carga normal, es decir, con cada asiento de automóvil lleno pero sin pasajeros de pie.

La cantidad de carros que tenían en 1927

Sin pasajeros, cada carro de tranvía pesa aproximadamente 3.5 toneladas. Asiento de carrocería abierta 24 pasajeros, carrocerías cerradas 20 pasajeros. De los 37 carros en operación, 35 son de control simple y dos de control doble. En el futuro, solo se construirán y operarán tranvías de doble control porque han demostrado ser más eficientes en su funcionamiento que aquellos que tienen un solo control. No requieren un bucle o “Y” en la pista al final de la línea y tienen la ventaja de ser operables a alta velocidad en reversa.

Vea también: Itinerarios líneas de vapores Progreso 1907

Los costos aproximados de construcción

El costo de un carro completo es de entre 4,500 y 5,000 pesos mexicanos (US $ 2,250 y US $ 2,500). Un automóvil operará aproximadamente 8,500 kms. entre revisiones regulares de taller. Todas las construcciones y reparaciones se realizan en el taller de la empresa. No hay máquinas herramientas, excepto una taladradora manual.

La Compañía de Tranvías de Mérida SA

Todo el trabajo lo realizan herreros, carpinteros, pintores y mecánicos de motores. Resultan un producto admirable. En vista de que lo producen prácticamente sin equipos mecánicos, se merecen elogios. Se emplean cuatro herreros, cuatro pintores, doce maquinistas y doce carpinteros. De estos 32 trabajadores, 15 son aprendices que trabajan sin paga.

Se utilizan nuevos motores y piezas Ford para construir los automóviles. Se probaron (en 1927) los tranvías con batería de almacenamiento eléctrico en Mérida, pero su alto costo operativo hizo que su adopción fuera imposible. El calibre de la pista es de 92 cm. Todos los métodos y adaptaciones descritos se desarrollaron bajo la dirección de Don Tomás Salazar, V, maestro mecánico de la empresa.

Fin

Mérida Yucatán recuerdos

Te invito a ver este vídeo: