Los Recreos de Itzimná I

Ubicada al Norte de la plaza del poblado de Itzimná, al Nordeste de la ciudad de Mérida, en los primeros días del mes de mayo de 1893, fueron inaugurados los Recreos de Itzimná. Un parque de diversiones para la delicia de los niños, alegría de jóvenes y esparcimiento para los viejos. Los Recreos de Itzimná I. La fiesta de inauguración será con música y voladores.

Coronavirus covid19 2020

Fueron los propietarios de la Compañía de Tranvías de Mérida, S.A. quienes invirtieron en la creación y operación de este parque de diversiones. Pusieron a disposición de las familias meridanas, frecuentes corridas de sus tranvías, saliendo desde la Plaza Principal de Mérida, hasta Itzimná, en rutas de ida y vuelta.

Vea también: ITINERARIOS LÍNEAS DE VAPORES PROGRESO 1907

Los Recreos de Itzimná I

En el relato original de la descripción del parque, ofrecían a sus usuarios, un reconfortante viaje en tranvía, con paisajes de las arboledas de las quintas por donde pasan las vías. Esta vista iniciaba justo al final del barrio de Santa Ana. Aseguraban que se respiraba la brisa marina pura proveniente del puerto de Progreso.

El objetivo de este nuevo centro de entretenimiento era que hallaran un agradable descanso y la posibilidad de efectuar ejercicio de manera higiénica y saludable. Los Recreos de Itzimná I. Ya para esa época (1893) se describía a la ciudad de Mérida como un lugar caluroso y polvoriento (hay que recordar que para esa época las calles aún no contaban con pavimento, es decir, eran caminos de tierra), que le hace la vida fastidiosa e intolerable.

Los tranvías yucatecos usan motores Ford

Recuerdos

Mucho antes de este suceso, en este pueblo de Itzimná, muchas distinguidas familias de la época de Mérida habían construido sus casas de campo ahí, y ya tenían la costumbre de hacer reuniones familiares y con amigos los domingos. Pero un incendio acabó con muchas de esas propiedades. Prácticamente se despobló Itzimná.

La fiesta anual de Itzimná

En la plaza de Itzimná se reunían largas hileras de vendedoras de frutas, tamazucas cubiertas de palmas, los puestos de dulces y refrescos. Se escuchaban los gritos de las fruteras, de los que anunciaban rifas y de los que se llamaban por sus nombres, de un extremo a otro de la plaza.

Cuando no habían carritos urbanos (tranvías), era común ver a la muchedumbre que cubría ambos caminos que conducían al alegre pueblecito: desde la Plaza de La Mejorada y desde Santa Ana, hasta Itzimná. Se formaba también un cordón no interrumpido de calesas.

Una vez que la Compañía de Tranvías construyó la línea a Itzimná, el viaje fue más cómodo y las fiestas se hicieron más concurridas y animadas.

De: Redacción y resumen efectuado por Humberto Sánchez Baquedano, basado en: “Guía y Explicación de los juegos de Los Recreos de Itzimná” de 1893. Compañía de Tranvías de Mérida, Sociedad Anónima.

Continúa: LOS RECREOS DE ITZIMNÁ II

Mérida Yucatán recuerdos

Te invito a ver este vídeo: Monumento a la Patria

https://youtu.be/jWDFaOsuvOA?t=1679