La Orduña, tierra natal de Mission Orange 2/2

La Orduña, tierra natal de Mission Orange 2/2

Embotellado en “casa de cristal”. El jugo debe ser primeramente devuelto a su consistencia líquida original y para ello el elemento primordial es el agua. La Orduña, tierra natal de Mission Orange.

9997472486 paginas web en Mérida Yucatán

Como es característico en todos los procesos de Mission, el agua que se utiliza en la elaboración del producto, es cuidadosamente filtrada y tratada, para asegurar la absoluta pureza de este elemento vital en la elaboración de refrescos. Para elaborar el jarabe, el segundo elemento de importancia es el azúcar, COMPAÑÍA EMBOTELLADORA DEL SURESTE, S.A., en la elaboración de sus refrescos sólo utiliza azúcar refinada de primerísima calidad.

DY-1961. Ver aquí Inauguración de la nueva Planta Embotelladora “Quinceañera” de Pepsi-Cola en Mérida

La Orduña, tierra natal de Mission Orange

El concentrado original, con sus aditamentos de agua purificada y azúcar de primera, es batido en tanques especiales, para formar el jarabe de NARANJA, nutritivo y sano, que llegará más tarde al paladar del público cuando saboree un rico refresco MISSION NARANJA. El jarabe, en las Plantas Embotelladoras Mission, es inyectado por tuberías especiales, y es recogido en un cilindro de cristal, de donde pasará a cada una de las botellas de MISSION NARANJA. Las botellas son arrastradas por cadenas transportadoras y son previamente tratadas bajo la acción de sosa, cloro, vapor y agua purificada. Al salir de la máquina lavadora, cada botella es debidamente inspeccionada con objeto de asegurarse de su total limpieza.



El fruto nacido bajo el sol, en las botellas de Mission

La máquina llenadora, en funcionamiento contínuo, va llenando cada botella con su dosis de naranja, de jarabe y agua gasificada. Todo este proceso se hace automáticamente y, una vez que la botella es esterilizada, no tiene contacto con la mano del hombre, hasta que no está debidamente sellada por la máquina corchadora, siendo llevada después por las bandas transportadoras a la máquina agitadora, en la que se asegura la mezcla idónea del jarabe puro de naranja y el agua gasificada, pasando finalmente por un sistema de inspección, de donde se trasladan, siempre automáticamente a las cajas de madera para que sean almacenadas en las bodegas de la Embotelladora.

Cuando México se despierta y sus habitantes se disponen a reiniciar sus actividades, los camiones repartidores de MISSION NARANJA salen en todas direcciones, llevando el sano y popular refresco que servirá para quitar la sed en las horas de calor agobiante y reponer las energías en los momentos de cansancio y fatiga. Diariamente circula la ansiada carga que maduró bajo el Sol de Veracruz, y que gracias a los sistemas de procesamiento y embotellamiento, está al alcance de todos, conservando sus primordiales virtudes de sabor y valor alimenticio, así como todas las propiedades naturales del fruto más apetecible y sano… ¡LA NARANJA!




La Orduña, tierra natal de Mission Orange

Así, MISSION NARANJA se prodiga por diferentes regiones de la patria mexicana… Su misión es refrescar y deleitar el paladar.

MISSION NARANJA es tan absolutamente mexicana, como los legendrios Popocatepetl e Ixtaccihuatl, porque está hecho con auténticas naranjas mexicanas… cuyo jugo, obtenido en México en una planta que trabaja con capitales mexicanos y personal mexicanos. Esto ha merecido en el gusto del público el máximo galardón, prefiriéndolo a todos los demás refrescos, por su sabor, su pureza, por su CALIDAD MISSION; ¡SIEMPRE IMITADA… NUNCA IGUALADA!




Lo anterior se leía en las mismas páginas de la prensa de la época, cuando se inauguró en 1961 la planta “La Quinceañera” de Pepsi-Cola en Mérida, Yucatán.

Yucatán pasado glorioso

Deja una respuesta